· · ·

C2 – CRITERIOS DE EVALUACIÓN

PRODUCCIÓN DE TEXTOS ORALES

CUMPLIMIENTO DE LA TAREA

Con esta categoría se evalúa el cumplimiento de todos los requisitos indicados en el enunciado de la tarea, que engloba un conjunto de cuatro criterios: el ajuste a la tarea; la expresión de funciones del lenguaje pertinentes para la tarea; la relevancia y adecuación de ideas, argumentos, opiniones y conclusiones para el tema y la tarea con ejemplos y detalles de apoyo relevantes para la tarea; y, por último, la duración del monólogo (si la tarea se ha cumplido).

 I-I AJUSTE A LA TAREA.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de incluir en el texto oral que ha producido todos los puntos que requiere el enunciado de la tarea de forma adecuada (evitando incluir elementos o digresiones irrelevantes que el enunciado de la tarea no menciona) y de forma ajustada (tratando cada punto con la profundidad que indica el enunciado de la tarea).

I-II FUNCIONES DEL LENGUAJE PERTINENTES PARA LA TAREA.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar el repertorio de recursos lingüísticos y/o paralingüísticos formal y conceptualmente complejos que son necesarios para la tarea y que le permitan expresar con efectividad y convicción las diversas funciones lingüísticas o propósitos comunicativos que requiere el enunciado de la tarea (p. ej. pedir o dar información, opinar, describir, comparar, ejemplificar, aconsejar, sugerir, expresar satisfacción o desagrado, argumentar, formular hipótesis, etc.), a la vez que mantener la atención de la persona oyente.

I-III RELEVANCIA Y ADECUACIÓN DE IDEAS Y EJEMPLOS PARA EL TEMA Y LA TAREA.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de incluir en su monólogo un repertorio de ideas, argumentos, opiniones y conclusiones que resulten claros (inteligibles y evidentes), precisos (puntuales y concisos), y relevantes (adecuados para el propósito) para el tema y para los puntos que requiere el enunciado de la tarea, así como ejemplos y detalles que matizan, realzan o completan sus propias ideas.

I-IV DURACIÓN DEL MONÓLOGO.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de dar a su monólogo la duración apropiada, es decir, de exponerlo completo entre los límites mínimo y máximo de duración que requiere el enunciado de la tarea. Este criterio será relevante siempre y cuando se cumpla la tarea, es decir, cuando la calificación otorgada en esta categoría sea de 6,5 o más.

ORGANIZACIÓN

Con esta categoría se evalúa la organización de la información en el discurso monológico, tanto en relación al contenido como a la forma, que engloba un conjunto de cuatro criterios: la estructura lógica del texto y la facilidad de la persona oyente para seguir las ideas significativas y su interconexión, la fluidez textual con sensibilidad hacia la persona oyente, las convenciones del discurso monológico y, por último, los mecanismos de cohesión y organización textual pertinentes cuando se precisan.

II-I ESTRUCTURA LÓGICA DEL TEXTO Y FACILIDAD PARA SEGUIRLO
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de organizar un monólogo complejo claro, preciso y cohesionado, con una estructura lógica, eficaz y flexible que integra subtemas, desarrolla puntos concretos y culmina con una conclusión adecuada, es decir, si ha sido capaz de dar al texto la estructura interna primaria requerida (inicio, desarrollo y conclusión) y la estructura interna secundaria requerida (relaciones oracionales, sintácticas y léxicas, tanto cotextuales como por referencia al contexto),de tal forma que la continuidad de las id eas permite a la persona oyente un fácil seguimiento de las ideas significativas y la interconexión entre ellas.

II-II FLUIDEZ TEXTUAL CON SENSIBILIDAD HACIA LA PERSONA OYENTE.
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de exponer su monólogo de forma fluida, es decir, con un flujo natural, sin esfuerzo ni vacilaciones, aunque pueda usar pausas para resaltar palabras concretas o para buscar algún ejemplo o explicación adecuada. La fluidez en el nivel C2 se valora a través de un conjunto de cuatro componentes:

  • velocidad: articula el discurso rítmicamente sin que la dicción sea tan rápida que impida la comprensión, ni tan lenta que provoque tensión;
  • ritmo acompasado: alterna sílabas y palabras tónicas/átonas facilitando la comprensión y/o marcando los elementos relevantes;
  • continuidad: realiza un discurso ininterrumpido, salvo para facilitar el seguimiento del flujo del discurso mediante pausas adecuadas y deliberadas y/o para resolver los obstáculos que
    se le puedan presentar mediante las adecuadas autocorrecciones y/o reformulaciones; y
  • ausencia de esfuerzo: realiza un discurso natural y espontáneo que no requiere aparente esfuerzo, ni detenerse para pensar lo que va a decir.

Además, con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de mostrar sensibilidad hacia la persona oyente, teniendo en cuenta las diferencias socioculturales y
sociolingüísticas que las separan; es decir, en qué grado ha sido capaz de adaptar su monólogo a las características del contexto según:

  • la persona oyente a quien se dirige el monólogo (sus rasgos, las relaciones con él/ella y la
    intención comunicativa del texto requerido;
  • la situación (canal, lugar y tiempo).

II-III CONVENCIONES DEL DISCURSO MONOLÓGICO.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de adaptar su exposición oral a las características de formales del género textual y del tipo de texto oral que requiere el enunciado de la tarea usando un modelo organizativo adecuado; es decir, en qué grado ha sido capaz de:

  • organizar el texto oral según el (macro)género requerido (monólogo sostenido) y la (macro)función textual requerida (p. ej. exposición, descripción, narración, argumentación,
    etc.)
  • utilizar la variedad de lengua, registro y estilo requeridos;
  • tratar el tema de acuerdo con el enfoque y contenido requeridos; y
  • utilizar los patrones sintácticos, léxicos y fonético-fonológicos característicos del texto requerido.

II-IV MECANISMOS DE COHESIÓN CUANDO SE PRECISEN.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de producir un texto oralcoherente y cohesionado, enlazando y organizando los elementos que incluye en su monólogo en una secuencia cohesionada y lineal, y utilizando un repertorio variado y no repetitivo de conectores y mecanismos de cohesión simples (p. ej. repetición léxica, elipsis, deixis personal, temporal, espaciotemporal, yuxtaposición y conectores) y complejos (p. ej. para desarrollar el tema: reformulación, énfasis, etc.; para expandir el tema: ejemplificación, refuerzo, contraste, etc.).

CONTROL FONOLÓGICO

Con esta categoría se evalúa el control fonológico, que engloba un conjunto de dos criterios: por un lado, la pronunciación clara y natural, y la posible presencia y relevancia de errores fonológicos; y por otro, la gama de patrones de acento, ritmo y entonación, que denotan matices y el tono actitudinal de la persona hablante.

CRITERIOS: III-I PRONUNCIACIÓN CLARA Y NATURAL Y PRESENCIA DE ERRORES FONOLÓGICOS.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de pronunciar los sonidos estándar de la lengua extranjera de manera clara y natural para el nivel, con qué frecuencia ha cometido errores fonológicos, y en qué grado los errores fonológicos que ha cometido dificultan la comprensión de la persona oyente.

III-II REPERTORIO DE PATRONES DE ACENTO, RITMO Y ENTONACIÓN, QUE DENOTAN MATICES Y EL TONO ACTITUDINAL DEL HABLANTE
Con este criterio se evalúa si la persona candidata ha sido capaz de dotar a las palabras y frases que usa de un acento, ritmo y entonación que resulten eficaces/expresivos en el contexto en el que las ha usado, variando la entonación y usando el acento en la frase correctamente para expresar tanto matices sutiles de significado como su actitud hacia lo que dice. Es decir, si ha sido capaz de transmitir con su voz tanto el matiz exacto de significado que pretendía dar a las palabras y frases en ese contexto, como sus propias actitudes hacia lo que dice (el ‘tono actitudinal’, p. ej. cortesía, enfado, inseguridad, etc.), logrando un discurso coherente con los significados e intenciones comunicativas que pretende:

  • patrones acentuales (acentuación expresiva en las palabras aisladas y en la cadena hablada, p. ej. acento contrastivo);
  • patrones rítmicos (alternancia de sílabas/palabras tónicas y átonas en la frase; en su caso, enlaces, asimilación);
  • patrones de entonación (p. ej. los asociados con preguntas, exclamaciones, frases inconclusas, etc.)

RIQUEZA Y VARIEDAD

Con esta categoría se evalúa la riqueza y variedad de recursos lingüísticos complejos característicos de la lengua oral, usados de manera consistente, tomando como referencia los propios del nivel C2, que le permiten organizar el texto oral o reestructurarlo de forma tan natural que la corrección resulta casi imperceptible. Esta categoría engloba un conjunto de tres criterios: las estructuras de gramática oral (simples y complejas) que cumplen los requisitos de temas y tareas de C2, el léxico y las expresiones idiomáticas que cumplen los requisitos de los temas y tareas del nivel y, por último, el registro apropiado para el contexto de la tarea (propiedad y flexibilidad).

La evaluación de la competencia de la persona candidata en este criterio deberá hacerse teniendo en cuenta que el uso de la lengua oral en el monólogo se basa en las características propias de la lengua oral, por ejemplo:

  • los condicionantes de la producción oral en tiempo real (pausas, falsos inicios, repeticiones, correcciones, frases sin terminar, etc.)
  • el uso de frases hechas;
  • una menor longitud y complejidad de las frases (elipsis);
  • los elementos de referencia más o menos evidentes en el contexto (pronombres, elementos anafóricos y catafóricos, etc.);
  • una menor densidad léxica y un repertorio de vocabulario más reducido;
  • las “muletillas” de relleno del discurso, para rellenar el silencio y/o pensar lo que se va a decir a continuación, etc.

IV-I ESTRUCTURAS DE GRAMÁTICA ORAL PARA CUMPLIR LOS REQUISITOS DE TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar, con naturalidad y flexibilidad, un amplio repertorio variado y no repetitivo de estructuras simples y
complejas de gramática oral que le permite reformular las ideas para transmitir matices sutiles de significado, dar énfasis, hacer diferenciaciones, eliminar ambigüedades, resaltar ideas mediante el orden de palabras, usar circunloquios y paráfrasis para cubrir lagunas de estructuras, etc., y en qué grado esas estructuras de gramática oral que ha utilizado cumplen los requisitos del nivel C2.

IV-II LÉXICO Y EXPRESIONES IDIOMÁTICAS QUE CUMPLEN LOS REQUISITOS DE TEMAS Y  TAREAS DEL NIVEL.
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar, con naturalidad y flexibilidad, un amplio repertorio variado y no repetitivo de vocabulario complejo (palabras, frases) y de expresiones idiomáticas (frases hechas, dichos, refranes, etc.) que le permite reformular las ideas para transmitir matices sutiles de significado, dar énfasis, hacer diferenciaciones, eliminar ambigüedades, resaltar ideas, usar circunloquios y paráfrasis para cubrir lagunas de vocabulario etc., y en qué grado ese vocabulario y/o expresiones idiomáticas que ha utilizado cumplen los requisitos del nivel C2.

IV-III REGISTRO APROPIADO PARA EL CONTEXTO DE LA TAREA (PROPIEDAD Y FLEXIBILIDAD).
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar, con la flexibilidad apropiada a lo largo del texto oral y sin variaciones inadecuadas, la variedad social de
registro (p. ej. formal, neutro o informal) requerida por el contexto de la situación comunicativa, el interlocutor y el propósito comunicativo que indica el enunciado de la tarea (p. ej. tratamiento
adecuado al interlocutor, fórmulas de cortesía apropiadas, etc.).

CORRECCIÓN

Con esta categoría se evalúa el control continuado de los recursos lingüísticos complejos característicos de la lengua oral, que le permiten reestructurar el discurso de forma tan natural que la corrección resulta casi imperceptible, tomando como referencia la corrección propia del nivel C2. Esta categoría engloba un conjunto de tres criterios: las estructuras de gramática oral; el léxico y las expresiones idiomáticas y, por último, la relevancia comunicativa de los fallos y errores que la persona candidata ha cometido.

V-I ESTRUCTURAS DE GRAMÁTICA ORAL QUE CUMPLEN LOS REQUISITOS DE TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.
Con este criterio se evalúa en qué grado las estructuras de nivel C2 de gramática oral que la persona candidata ha producido son sintáctica y morfológicamente correctas (p. ej. estructuras completas y truncadas, orden de los elementos, colocaciones sintácticas, etc.), y con qué frecuencia ha cometido errores gramaticales.

V-II LÉXICO Y EXPRESIONES IDIOMÁTICAS QUE CUMPLEN LOS REQUISITOS DEL TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.
Con este criterio se evalúa en qué grado las palabras y frases complejas y las expresiones idiomáticas propias del nivel que la persona candidata ha producido son correctas, en qué grado son adecuadas al tema o temas que requiere el enunciado de la tarea, y en qué grado son precisas en el contexto en el que han aparecido.

V-III RELEVANCIA COMUNICATIVA DE FALLOS Y ERRORES.
Con este criterio se evalúa en qué grado han sido relevantes para la comunicación los fallos y errores que la persona candidata ha cometido tanto en las estructuras de gramática oral como en el léxico que ha utilizado, es decir, en qué grado los errores cometidos dificultan la comprensión de la persona oyente.

COPRODUCCIÓN DE TEXTOS ORALES

CUMPLIMIENTO DE LA TAREA

Con esta categoría se evalúa el cumplimiento de todos los requisitos indicados en el enunciado de la tarea, que engloba un conjunto de cuatro criterios: el ajuste a la tarea; la expresión de funciones del lenguaje pertinentes para la tarea; la relevancia y adecuación de ideas, argumentos, opiniones y conclusiones para el tema y la tarea con ejemplos y detalles de apoyo relevantes para el contenido; y, por último, la duración del diálogo (si la tarea se ha cumplido).

I-I AJUSTE A LA TAREA.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de incluir en el texto oral que ha producido todos los puntos que requiere el enunciado de la tarea de forma adecuada (evitando incluir elementos o digresiones irrelevantes que el enunciado de la tarea no menciona) y de forma ajustada (tratando cada punto con la profundidad que indica el enunciado de la tarea).

I-II FUNCIONES DEL LENGUAJE PERTINENTES PARA LA TAREA.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar el repertorio de recursos lingüísticos y/o paralingüísticos formal y conceptualmente complejos que son necesarios para la tarea y que le permiten expresar con efectividad y convicción las diversas funciones lingüísticas o propósitos comunicativos que requiere el enunciado de la tarea (p. ej. pedir o dar información, opinar, describir, comparar, ejemplificar, aconsejar, sugerir, expresar satisfacción o desagrado, argumentar, formular hipótesis,etc.), a la vez que mantener la atención de la persona interlocutora.

I-III RELEVANCIA Y ADECUACIÓN DE IDEAS, ARGUMENTOS, OPINIONES Y CONCLUSIONES PARA EL TEMA Y LA TAREA CON EJEMPLOS Y DETALLES.
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de incluir en el diálogo un repertorio de ideas, argumentos, opiniones y conclusiones que resulten claros (inteligibles y
evidentes), precisos (puntuales y concisos), y relevantes (adecuados para el propósito) para el tema y para los puntos que requiere el enunciado de la tarea, así como ejemplos y detalles que matizan, realzan o completan sus propias intervenciones en el diálogo.

I-V DURACIÓN DEL DIÁLOGO.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de realizar, junto con la o las personas interlocutoras, el diálogo completo común en la duración apropiada, es decir, entre los límites mínimo y máximo de tiempo que requiere el enunciado de la tarea. Este criterio será relevante siempre y cuando se cumpla la tarea, es decir, cuando la calificación otorgada en esta categoría sea de 6,5 o más.

INTERACCIÓN

Con esta categoría se evalúa la gestión del discurso interactivo/dialógico, que engloba un conjunto de cuatro criterios: la fluidez, la participación e iniciativa en la interacción, la adaptación a la situación comunicativa, y la gestión del turno de palabra junto con la negociación del significado.

II-I FLUIDEZ TEXTUAL CON SENSIBILIDAD HACIA LA PERSONA INTERLOCUTORA.
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de desarrollar sus intervenciones en el diálogo de forma fluida, es decir, con un flujo natural, sin esfuerzo ni vacilaciones, aunque pueda usar pausas para resaltar palabras concretas o para buscar algún ejemplo o explicación adecuada.
La fluidez en el nivel C2 se valora a través de un conjunto de cuatro componentes:

  • velocidad: articula el discurso rítmicamente sin que la dicción sea tan rápida que impida la comprensión, ni tan lenta que provoque tensión;
  • ritmo acompasado: alterna sílabas y palabras tónicas/átonas facilitando la comprensión y/o marcando los elementos relevantes;
  • continuidad: realiza un discurso ininterrumpido, salvo para facilitar el seguimiento del flujo del discurso mediante pausas adecuadas y deliberadas y/o para resolver los obstáculos que
    se le puedan presentar mediante las adecuadas autocorrecciones y/o reformulaciones adecuadas; y
  • ausencia de esfuerzo: realiza un discurso natural y espontáneo que no requiere aparente esfuerzo ni detenerse para pensar lo que va a decir.

II-II PARTICIPACIÓN E INICIATIVA EN LA INTERACCIÓN
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de intercalar sus intervenciones en momentos lógicos y oportunos en la interacción dialógica o grupal, o si por el
contrario ha tenido una actitud:

  • pasiva (bien esperando inadecuadamente sin interrumpir a la persona interlocutora durante una intervención excesivamente larga o esperando a ser invitada a participar), o
  • excesivamente activa (monopolizando el diálogo e impidiendo que la otra persona interlocutora pudiera intervenir).

II-III ADAPTACIÓN A LA SITUACIÓN COMUNICATIVA.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de adaptarse con flexibilidad al contexto situacional que indica el enunciado de la tarea (el momento y el lugar en que se produce el diálogo y la relación con la persona interlocutora), a los temas y a las situaciones que pueden darse durante el diálogo, por ejemplo, a los cambios de tema o a las interrupciones en la comunicación.

II-IV GESTIÓN DEL TURNO DE PALABRA Y NEGOCIACIÓN DEL SIGNIFICADO.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de:

  • gestionar eficaz y equilibradamente el turno de palabra durante el diálogo (por ejemplo, usando frases adecuadas para obtener la palabra, anticipando comentarios para ganar
    tiempo y mantener la palabra mientras está pensando, etc.),
  • mostrar sensibilidad hacia la persona interlocutora, teniendo en cuenta las diferencias socioculturales y sociolingüísticas que las separan, y adecuando a ésta el lenguaje que usa
    por medio de estrategias (por ejemplo, circunloquios para superar estereotipos, búsqueda de expresiones alternativas, etc.), y
  • facilitar la coherencia del diálogo y evitar que se interrumpa la cadena lógica de ideas, utilizando para ello estrategias de negociación del significado oportunas (por ejemplo,
    interactuando con facilidad y habilidad para relacionar sus intervenciones con las de la persona interlocutora, captando y usando señales no verbales y de entonación sin esfuerzo
    aparente, etc.).

CONTROL FONOLÓGICO

Con esta categoría se evalúa el control fonológico, que engloba un conjunto de dos criterios: por un lado, la pronunciación clara y natural, y la presencia y relevancia de errores fonológicos; y por otro, la gama de patrones de acento, el ritmo y la entonación que denotan matices y el tono actitudinal de la persona hablante.

 III-I PRONUNCIACIÓN CLARA Y NATURAL Y PRESENCIA DE ERRORES FONOLÓGICOS.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de pronunciar los sonidos estándar de la lengua extranjera de manera clara y natural para el nivel, con qué frecuencia ha cometido errores fonológicos, y en qué grado dificultan la comprensión de la persona oyente.

III-II GAMA DE PATRONES DE ACENTO, RITMO Y ENTONACIÓN DENOTANDO MATICES Y EL TONO ACTITUDINAL DEL HABLANTE.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de dotar a las palabras y frases que usa de un acento, ritmo y entonación que resulten eficaces/expresivos en el contexto en el que las ha usado, variando la entonación y usando el acento en la frase correctamente para expresar tanto matices sutiles de significado como su actitud hacia lo que dice. Es decir, si ha sido capaz de transmitir con su voz tanto el matiz exacto de significado que pretendía dar a las palabras y frases en ese contexto, como sus propias actitudes hacia lo que dice (el ‘tono actitudinal’, p. ej. cortesía, enfado, inseguridad, etc.), logrando un discurso coherente con los significados e intenciones comunicativas que
pretende:

  • patrones acentuales (acentuación expresiva en las palabras aisladas y en la cadena hablada, p. ej. acento contrastivo);
  • patrones rítmicos (alternancia de sílabas/palabras tónicas y átonas en la frase; en su caso, enlaces, asimilación);
  • patrones de entonación (p. ej. los asociados con preguntas, exclamaciones, frases inconclusas, etc.).

III-II GAMA DE PATRONES DE ACENTO, RITMO Y ENTONACIÓN DENOTANDO MATICES Y EL TONO ACTITUDINAL DEL HABLANTE.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de dotar a las palabras y frases que usa de un acento, ritmo y entonación que resulten eficaces/expresivos en el contexto en el que las ha usado, variando la entonación y usando el acento en la frase correctamente para expresar tanto matices sutiles de significado como su actitud hacia lo que dice. Es decir, si ha sido capaz de transmitir con su voz tanto el matiz exacto de significado que pretendía dar a las palabras y frases en ese contexto, como sus propias actitudes hacia lo que dice (el ‘tono actitudinal’, p. ej. cortesía, enfado, inseguridad, etc.), logrando un discurso coherente con los significados e intenciones comunicativas que
pretende:

  • patrones acentuales (acentuación expresiva en las palabras aisladas y en la cadena hablada, p. ej. acento contrastivo);
  • patrones rítmicos (alternancia de sílabas/palabras tónicas y átonas en la frase; en su caso, enlaces, asimilación);
  • patrones de entonación (p. ej. los asociados con preguntas, exclamaciones, frases inconclusas, etc.).

RIQUEZA Y VARIEDAD

Con esta categoría se evalúa la riqueza y variedad de recursos lingüísticos complejos característicos de la lengua oral, usados de manera consistente, tomando como referencia los propios del nivel C2, que le permiten organizar el discurso, o reestructurarlo de forma tan natural que la corrección resulta casi imperceptible. Esta categoría engloba un conjunto de tres criterios: las estructuras de gramática oral (simples y complejas) que cumplen los requisitos de temas y tareas de C2, el léxico y las expresiones idiomáticas que cumplen los requisitos de los temas y tareas del nivel y, por último, el registro apropiado para el contexto de la tarea (propiedad y flexibilidad).

Nota: La evaluación de la competencia de la persona candidata en este criterio deberá hacerse teniendo en cuenta que el uso de la lengua oral en el diálogo se basa en las características propias de la lengua oral, por ejemplo:

  • los condicionantes de la producción oral en tiempo real (pausas, falsos inicios, repeticiones, correcciones, frases sin terminar, etc.)
  • el uso de frases hechas;
  • una menor longitud y complejidad de las frases (elipsis);
  • los elementos de referencia más o menos evidentes en el contexto (pronombres, elementos anafóricos y catafóricos, etc.);
  • una menor densidad léxica y un repertorio de vocabulario más reducido;
  • las “muletillas” de relleno del discurso, para rellenar el silencio y/o pensar lo que se va a decir a continuación, etc.

 IV-I ESTRUCTURAS DE GRAMÁTICA ORAL PARA CUMPLIR LOS REQUISITOS DE TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar, con naturalidad y flexibilidad, un amplio repertorio variado y no repetitivo de estructuras simples y complejas de gramática oral que le permite reformular las ideas para transmitir matices sutiles de significado, dar énfasis, hacer diferenciaciones, eliminar ambigüedades, resaltar ideas mediante el orden de palabras, usar circunloquios y paráfrasis para cubrir lagunas de estructuras, etc., y en qué grado esas estructuras de gramática oral que ha utilizado cumplen los requisitos del nivel C2.

IV-II LÉXICO Y EXPRESIONES IDIOMÁTICAS QUE CUMPLEN LOS REQUISITOS DE TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.
Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar, con naturalidad y flexibilidad, un amplio repertorio variado y no repetitivo de vocabulario complejo (palabras, frases) y de expresiones idiomáticas (frases hechas, dichos, refranes, etc.) que le permite reformular las ideas para transmitir matices sutiles de significado, dar énfasis, hacer diferenciaciones, eliminar ambigüedades, resaltar ideas, usar circunloquios y paráfrasis para cubrir lagunas de vocabulario etc., y en qué grado ese vocabulario y/o expresiones idiomáticas que ha utilizado cumplen los requisitos del nivel C2.

IV-III REGISTRO APROPIADO EN EL USO DEL IDIOMA EN CONTEXTO.

Con este criterio se evalúa en qué grado la persona candidata ha sido capaz de utilizar, con la flexibilidad apropiada a lo largo del texto oral y sin variaciones inadecuadas, la variedad social de
registro (p. ej. formal, neutro o informal) requerida por el contexto de la situación comunicativa, el interlocutor y el propósito comunicativo que indica el enunciado de la tarea (p. ej. tratamiento
adecuado al interlocutor, fórmulas de cortesía apropiadas, etc.).

CORRECCIÓN

Con esta categoría se evalúa el control continuado de los recursos lingüísticos complejos característicos de la lengua oral, que le permiten reestructurar el discurso de forma tan natural que la corrección resulta casi imperceptible, tomando como referencia la corrección propia del nivel C2. Esta categoría engloba un conjunto de tres criterios: las estructuras de gramática oral; el léxico y las expresiones idiomáticas y, por último, la relevancia comunicativa de los fallos y errores que la persona candidata ha cometido.

V-I ESTRUCTURAS DE GRAMÁTICA ORAL QUE CUMPLEN LOS REQUISITOS DE TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.
Con este criterio se evalúa en qué grado las estructuras de gramática oral propias del nivel C2 que la persona candidata ha producido son sintáctica y morfológicamente correctas (p. ej. estructuras completas y truncadas, orden de los elementos, colocaciones sintácticas, etc.), y con qué frecuencia ha cometido errores gramaticales.

V-II LÉXICO Y EXPRESIONES IDIOMATICAS QUE CUMPLEN LOS REQUISITOS DE TEMAS Y TAREAS DEL NIVEL.
Con este criterio se evalúa en qué grado las palabras y frases complejas y las expresiones idiomáticas propias del nivel que la persona candidata ha producido son correctas, en qué grado son adecuadas al tema o temas que requiere el enunciado de la tarea, y en qué grado son precisas en el contexto en el que han aparecido.

V-III RELEVANCIA COMUNICATIVA DE FALLOS Y ERRORES.

Con este criterio se evalúa en qué grado han sido relevantes para la comunicación los fallos y errores que la persona candidata ha cometido tanto en las estructuras de gramática oral como en el léxico que ha utilizado, es decir, en qué grado los errores cometidos dificultan la comprensión de la persona interlocutora.